Traducir sin contexto: Relax Melodies

Traducir sin contexto es delicado, porque una palabra puede cambiar de significado dependiendo de muchos factores. Esto es vital en el caso de la UX translation, porque las interfaces incluyen frases cortas o palabras sueltas que solo podemos interpretar correctamente dentro del contexto de la propia interfaz.

La mayoría de traducciones de interfaces no se llevan a cabo en un entorno visual. La empresa que te encarga la traducción te proporciona un documento de texto o acceso a una herramienta CAT online. Estos documentos pueden tener diferentes extensiones y formatos, pero, en general, se parecen a una hoja de cálculo y no suelen incluir imágenes.

Lo ideal sería tener además instrucciones claras sobre dónde está ubicado cada texto y para qué sirve. O, todavía mejor, la aplicación, web o software en su idioma original para poder comprobar tú mismo el contexto. Por desgracia, esto no es siempre así. Muchas veces, los traductores traducimos sin ningún contexto.

Esto genera dos problemas importantes. El primero es que si una palabra tiene más de un significado te ves obligado a imaginar la mejor opción, a veces sin base alguna. El segundo es que sin una referencia visual (o un límite de caracteres) es imposible saber si la traducción encajará bien en el espacio donde debe colocarse.

Caso práctico: Relax Melodies

Soy aficionada a las aplicaciones de sonidos para concentrarse y relajarse. Una de mis preferidas es Relax Melodies. No obstante, como usuaria y traductora, tengo algunas críticas. Lo primero que se ve al abrir la aplicación en Android es una pantalla con diversas opciones y un menú inferior. ¿Hay algo que te llame la atención?

Menú principal de Relax Medloies.

El error más obvio es que el icono de «Play» tiene un texto debajo en el que pone «Jugar», una traducción acertada en otros contextos que aquí no tiene sentido. La traducción correcta en este caso sería «Reproducir». Esto es probablemente culpa de que el traductor no sabía que ese texto iba unido a un icono de reproducción. No obstante, se lo podría haber imaginado, ya que se trata de una aplicación de sonido, y no de un juego.

Otro fallo es que el texto «Cronómetro» se corta de manera extraña, con una letra suelta. En castellano una palabra no debería dividirse así, y además queda feo. Aquí el problema fue seguramente que el traductor no sabía que ese campo tenía un límite de espacio. La solución sería buscar un sinónimo o una abreviatura, o usar una tipografía más pequeña.

Si la aplicación se hubiese creado desde un principio trabajando el diseño UX, ya habrían tenido en cuenta que la mayoría de idiomas requieren más caracteres que el inglés y se habría ajustado mejor el espacio entre los iconos.

Aparte de esto, yo corregiría un tercer detalle que no es un error, sino algo que se podría simplificar. ¿Por qué poner «Volumen principal» si solo hay una opción para ajustar el volumen? La palabra «Volumen» es suficiente.

Menú principal de Relax Melodies corregido.

Con estas tres correcciones, el menú queda más claro. Además, mejora la confianza, porque evita errores evidentes que nos hacen pensar en un trabajo descuidado. Si como usuarios vemos fallos nada más abrir una aplicación, es poco probable que decidamos actualizarnos a la versión Pro. Este tipo de errores no afectan solo a la facilidad de uso, afectan a las ventas.

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.