Las palabras como material: Nicole Fenton

«Las palabras como material» es un charla ofrecida por Nicole Fenton durante la conferencia UXLx de 2016. Nicole trabaja como community manager y ha trabajado también en temas de diseño y estrategia de contenidos y experiencia de usuario.

En esta sesión, Nicole habla sobre cómo la escritura suele ser la compañera invisible del diseño. La charla (en inglés) está disponible tanto en vídeo como en texto. Aquí detallo algunos de los puntos que a mí me parecen más interesantes.

Un UX writer trabaja de una manera muy similar a un UX designer. Piensa, toma notas, crea bocetos, se cuestiona. Cuando tiene una idea aproximada de qué debe hacer, comparte sus ideas y pide opiniones externas. Este trabajo implica crear diferentes versiones e ir puliendo los textos con la ayuda de diseñadores, usuarios, etc.

Un UX writer utiliza el lenguaje para resolver problemas. No está intentando vender, ni convencer, ni explicar una historia.

Suena bien, ¿verdad? El obstáculo es que, en la mayoría de empresas, los redactores no están integrados en los equipos de diseño. Están en departamentos, o incluso edificios, aparte. No son invitados a las reuniones de producto, solo reciben instrucciones a posteriori. Y esto en el mejor de los casos, muchas compañías ni siquiera cuentan con redactores. ¿Quién escribe? Los propios diseñadores, empleados de otros departamentos o colaboradores externos.

Un UX writer debe trabajar directamente con los desarrolladores y diseñadores. Debe ser invitado a las reuniones y tener conocimiento de primera mano sobre lo que está haciendo.

¿Para qué sirven las palabras?

El lenguaje sirve para explicarnos, pero también para otras muchas cosas. Da forma a nuestras ideas, a cómo vemos el mundo, a cómo nos relacionamos. En una interfaz, el lenguaje escrito complementa al lenguaje visual. Podemos jugar con las palabras igual que los diseñadores juegan con las formas y los colores.

El UX design empieza con la palabra. Tenemos que preguntar al cliente qué quiere, qué necesita. Como el lenguaje es muy subjetivo, a veces lo más fácil es enseñar al cliente ejemplos de empresas o proyectos similares. Olvídate de los comentarios puramente estéticos, presta atención a sus reacciones y tanto a lo que dice como a lo que se calla.

Como al diseñar, al escribir hay que poner todas las ideas sobre la mesa. Luego ya decidirás cómo conectarlas y cuáles eliminar. Cuando termines, repasa y edita los textos pensando en el usuario final. Recuerda siempre que la UX writing debe ser clara, concisa y útil.

El UX writer comparte misión con el UX designer: ayudar al cliente a definir su problema y encontrar a la mejor solución. Tu papel no es solo saber escribir, tienes que ser sencillo y humano. Tienes que esforzarte por entender al cliente y porque él también te entienda.

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.