Patrones oscuros en cancelaciones de suscripciones

Los patrones oscuros (dark patterns o dark UX) sirven para muchas cosas, ninguna de ellas loable. En UX writing, se trata de textos que te enredan para que hagas algo que no quieres hacer, o para complicarte algo que la empresa no quiere que hagas. Esta mañana, me he encontrado con un ejemplo perfecto de patrones oscuros en cancelaciones de suscripciones.

Te he suscrito sin tu permiso, y te voy a complicar que me canceles

Cuando enciendo el ordenador cada mañana para trabajar, lo primero que hago es leer el correo. Hoy, tenía una newsletter de una artista. Yo me dedico, entre otras cosas, a hacer arte digital, así que estoy apuntada a boletines de noticias de instituciones y artistas. No obstante, esta era una artista a quien no conozco. Ni sé quién es ni me he suscrito a su newsletter.

Como me molesta mucho recibir spam, lo primero que he hecho es ir al final del correo para cancelar la suscripción, y me encuentro con esto (he ocultado el nombre de la artista).

Patrones oscuros en cancelación de newsletter.

Si quiero cancelar la suscripción, puedo enviar un correo o usar el enlace de actualización inferior. Debajo del texto, no hay ningún enlace Update. ¿Tengo que perder el tiempo enviando un correo? ¿Un correo dando explicaciones? Porque ni siquiera es uno de esos mensajes típicos: «Si quieres cancelar la suscripción, responde a este correo con “Cancelar” en el asunto». ¡Vivan las malas prácticas! Y eso que ni siquiera es una empresa.

Para más recochineo, me dice que si me «gustaría dejar de recibir estos mensajes infrecuentes». Como diciendo: «Sí, mira, te estoy obligando a tragarte mi newsletter, pero, total, ¿qué más te da? Será solo de vez en cuando». Esto es un ejemplo clásico de redacción persuasiva, de marketing, en un caso en el que deberías estar ayudando a tu usuario, en lugar de intentar obligarlo a hacer lo que a ti te conviene. Esto no es UX writing, es manipulación.

Otro detalle engañoso es que el texto está escrito en primera persona del plural, intentando que parezca que te escribe una organización. Es una newsletter que envía una persona particular. No es una institución, ni una empresa. Si eres tú como persona individual quien escribe algo, no finjas que eres un grupo de gente. Incluso en los casos en los que no es tan obvio como aquí, es fácil averiguar si algo es una empresa o un freelance.

¿Cómo cancelo la suscripción sin perder más tiempo?

Al abrir la newsletter, me fijé en que al inicio había un enlace para verla en el navegador. La abro en el navegador para ver si desde ahí puedo cancelar la suscripción. Veo que es una newsletter enviada a través de MailChimp. Al final de la página, hay los enlaces clásicos para cancelar la suscripción o actualizar las preferencias.

Entonces pienso: «Un momento, si es una newsletter de MailChimp, ¿por qué no estaban estos enlaces al final del correo, como es habitual?».

Vuelvo al correo, bajo hasta el final, y no veo el pie de MailChimp. Entonces, me fijo en que la barra de desplazamiento vertical no está al final de todo.

Patrones oscuros en cancelación de newsletter.

Me desplazo hasta el extremo final y veo el pie de MailChimp después de un buen espacio vacío diseñado perfectamente para que no encuentres el enlace de cancelación.

Fíjate en el final de esta newsletter experta en patrones oscuros.

Newsletter engañosa

Compara esto con la maquetación de una newsletter honesta. Aquí el espacio vacío es el justo para que veas los diferentes elementos claramente. En la otra, es el justo para que parezca que el correo se termina y no veas el enlace para darte de baja.

Newsletter honesta.

Sé siempre honesto, los patrones oscuros solo sirven para engañar y enfadar. Un usuario enfadado es una persona que hablará mal de ti y de los servicios o productos que ofreces.

¿Quieres comentar algo?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.